sábado, 16 de enero de 2010

Pineda de Mar

Pineda de Mar es un municipio español, situado en la Comunidad Autónoma de Cataluña, en la provincia de Barcelona, dentro la comarca del Maresme. Pineda de Mar está situado entre los municipios de Calella y Tordera al Oeste, Santa Susanna al Norteste y el Mar Mediterráneo al Sud. El 10% del término municipal forma parte del Parque Natural del Montnegre y el Corredor.

Pineda se abre camino cuando termina Calella y se despide en una zona de huertos donde comienza Santa Susanna. Su paseo del Mar, paralelo a la vía del tren, es muy conocido. Antes, Pineda también se reconocía muy fácilmente debido al bosque denso y frondoso de encinas y alcornoques que tenía. Hoy, la fuente del Boter, mantiene la riqueza en un espacio natural especialmente creado para ello, pero la virginidad de los campos y de los bosques de antes, se ha perdido entre la multitud de residencias que ahora hay y las ganas de convertir el municipio de pasada para algunos y de estancia para muchos otros.
Durante la edad media los árboles fueron desapareciendo y los cultivos fueron ganando espacio. Esto hizo que antiguamente la agricultura y la pesca se desarrollasen mucho. Antes la agricultura y la pesca y ahora el sector turístico han sido la base económica de Pineda de Mar.
Normalmente como sede de segundas residencias y a veces como ciudad dormitorio. Pineda se sitúa entre los municipios más solicitados para tener una propiedad. Las playas son atractivas y la gran cantidad de pinos, alcornoques y maleza también colaboran a la hora de endulzar el paisaje.
El núcleo urbano de Pineda surge la sombra del castillo de Montpalau, en el siglo XVIII. La riera de Pineda ya atravesaba la población, como hoy en día, que marca el curso hidrológico más destacado de la zona. Originalmente, la villa fue muy castigada por los piratas, y más tarde sufrió la guerra contra Napoleón juntamente con los conflictos carlistas en uno de los cuales Pineda prendió fuego. Los restos arqueológicos de -Montpalau S III a.c.- certifican que se trata de un territorio viejo donde muchos Íberos debían instalarse. No faltan, pero, muestras de construcciones góticas que nos dicen que Pineda se recuperó. Estas construcciones son masías arquitectónicas como Cal Cànoves, Cal Palau de la Guitarra, La Rectoría Vella, Cal Roig, Cal Teixidor y Cal Feliu de Rierola. La iglesia parroquial de Santa Maria del siglo XVII-XVIII (vemos entonces que Santa Maria era un nombre frecuente a la hora de designar las iglesias de El Maresme), y las capillas rurales: Mare de Deu de Gràcia, Sant Antoni, Sant Rafael y Sant Jaume, también son elementos arquitectónicos del patrimonio de Pineda.
Nombradas en la historia las principales construcciones de Pineda, sería necesario señalar el famoso acueducto romano de Cal Cua, del cual actualmente sólo quedan cuatro arcos, la cruz del término gótico hasta Cal Quintana y otros edificios que quedan escondidos entre las callejuelas del pueblo.

No hay comentarios :