miércoles, 19 de febrero de 2014

5 Consejos Para Tener el Mueble Bar Perfecto en Casa

Para quienes disfruten del buen entretenimiento, tener un mueble bar en casa es un must have. Una bebida bien preparada pueda ayudar a convencer a tu jefe, seducir a tu cita o impresionar a un amigo.

Empezar un mueble bar puede parecer tarea fácil, pero si queréis tener el mueble bar perfecto entonces debéis seguir los 5 consejos que os damos a continuación.


1. Escoge botellas que te gusten y disfrutes bebiendo.

Cuando empecé mi primer mueble bar, sólo compraba botellas que sabía iban a impresionar a los invitados. Al final acabas gastando una fortuna en bebidas que jamás vas a disfrutar. No hay que olvidar que, aunque un mueble bar sirva como entretenimiento, el principal beneficiario debes de ser tú. Cuando prepares un cocktail para disfrutarlo junto a tu perro delante de la chimenea leyendo un buen libro, quieres disfrutarlo. Al perro no le importa qué marca de ginebra vas a utilizar.

Otro de los motivos por los que hay que comprar bebidas que nos gusten es para poder compartir tus gustos con los invitados. Lo que guardes en el mueble bar y el porqué va a crear grandes temas de conversación. Recuérdalo.

2. Empieza poco a poco.

Repite conmigo: Empieza poco a poco. Uno de los fallos más frecuentes a la hora de querer tener el mueble bar perfecto es querer tenerlo todo de repente. No hay nada más lamentable que tener un montón de bebidas disponibles y no ser capaz de preparar los cocktails que tus invitados te piden.

Mi consejo es: Poco a poco y expande progresivamente. Crear el mueble bar perfecto es como una maratón, no una carrera de 100m. Recomiendo empezar con los ingredientes necesarios para disfrutar de las bebidas que más te gusten. Manhattans? Whisky de Canadá y Vermouth. Martinis? Ginebra y Vermouth.

A medida que te vayas encontrando cómodo preparando más cocktails, expande tu menú y ofrécelos en tus veladas. Si vas a organizar una fiesta, asegúrate de preguntar a tus invitados con antelación cuáles son sus cocktails favoritos. De esta manera podrás comprar los ingredientes con antelación y practicar si es necesario. Un buen anfitrión siempre sabe como satisfacer a sus invitados.

3. Alcoholes

GINEBRA: Es la base de muchísimos cocktails, así que asegúrate de tener suficiente. La ginebra viene en cuatro variedades (familias): London Dry, Plymouth, Old Tom y Genever. Recomiendo empezar con London Dry y posteriormente ir ampliando la oferta con un Plymouth, por ejemplo.

Mi recomendación de London Dry, Raffles.


VODKA: Un licor ideal para preparar chupitos o para clásicos como los Bloody Mary o el Cosmopolitan. Las diferencias entre las diferentes marcas de Vodka provienen de los ingredientes de los que son destilados (Patata, Caña de Azucar, etc..) y de su textura en el paladar. Algunos (como el Absolut) tienen una textura sedosa casi oliosa, mientras que otros (como el Stolichnaya) tienen un final aguoso casi medicinal.

Si lo deseas también puedes optar por comprar algún Vodka con sabor o infusionado. Personalmente, me gustan los vodkas limpios en mi mueble bar.

Mi recomendación de Vodka, Grey Goose. Mezcla perfectamente con casi todo.

BOURBON: Esencial para los caballeros de hoy en día. Ideal para el saboreo esporádico o los clásicos cocktails de la vieja escuela.

Mis recomendaciones para empezar, Jim Bean y Wild Turkey. Ambos con una relación sabor/precio más que aceptable.

SCOTCH: El legendario arte de sostener una copa de Scotch requiere de un buen whisky para hacer de ese momento eso, legendario. Empieza con un buen Whisky de Malta y no escatimes recursos en él. Piensa que lo vas a disfrutar tanto solo como para preparar cocktails tipo Rob Roy.

Mi recomendación para empezar, The Glenrothes.

TEQUILA: Un imprescindible para tus viajes a Margaritaville. El tipo de Tequila que tenga tu mueble bar dependerá del uso para que lo quieras. Gold Tequila es el más barato e ideal si planeas usarlo para mezclarlo. Sin embargo, si lo que prefieres es beberlo solo, entonces quieres tener entre tu alineación un Silver Tequila.

Mi recomendación de tequila, Patron.

RON: Los Rones más claros son ideales para ser mezclados, mientras que los más oscuros y densos son mejores para preparar ponches. Si tus fiestas van a ser pequeñas empieza por un ron claro y a medida que tu popularidad aumente, añade un ron oscuro.

Mi recomendaciones de rones: Claro – Bacardi, Oscuro – Brugal. Ambos bastante asequibles.

OTROS: Antes de organizar una fiesta, asegúrate de tener vino, cerveza y champagne (por si hay algo por lo que brindar). Añade también algunas bebidas no alcohólicas para aquellos quienes, por la razón que sea, deciden no beber. Un buen anfitrión piensa siempre en TODOS sus invitados.

4. Mixers y aditivos

Las bebidas con las que decidas mezclar tus alcoholes dependerá de los cocktails que sepas preparar. Aquí tienes los básicos:

Club Soda
Tónica (Fever Tree, por favor)
Coca Cola (nada de sucedáneos)
Sprite o 7-Up
Ginger Ale
Zumo de Naranja (Un buen anfitrión exprime naranjas)
Zumo de Arándanos
Zumo de Tomate
Zumo de Piña
Angosturas (Técnicamente no las utilizas como Mixers, pero son necesarias como splashes para potenciar el sabor)
Y los añadidos para completar/decorar tus bebidas favoritas:

Olivas para Cocktails
Cebollas para Cocktails
Gengibre
Canela en rama
Limas
Limones
Salsa Tabasco
Sal y Pimienta
Azúcar
Hielo

5. Cristalería y demás utensilios

Vas a necesitar las herramientas correctas si quieres preparar los mejores elixires en tu laboratorio. Con la cristalería hay que ser bastante específico y tener las copas y vasos adecuados. Existen cocteleras y vasos de mezcla para algunos cocktails. Si bebes frecuentemente esos cocktails no lo dudes ni un minuto y hazte con ellos. Aquí te dejamos con los básicos:

Copas Martini
Vasos para bebidas “on the rocks“
Copas para vino blanco y tinto
Vasos largos (tipo “cubata”)
Copas para cervezas y medianas.
Coctelera y filtro
Palillos, a poder ser metálicos re-usables, para olivas y cebollas
Servilletas de 10×10 (Añádele tu nombre y serás el perfecto anfitrión)
Un buen libro de recetas, o en su defecto internet para poder ver los cocktails que nuestro barman, Fran Camino, nos prepara.
Una buena colección de música para la ocasión. Sinatra no te va a defraudar en una velada coctelera.

Y para terminar esta guía del buen anfitrión, sólo me falta comentaros el dónde poner vuesto mueble bar. El perfecto anfitrión dispone de una barra integrada en su salón, pero si tu espacio vital no dispone de los metros cuadrados suficientes aquí van algunas recomendaciones:


Las botellas SIEMPRE visibles y bien ordenadas. Encontrar un buen lugar donde almacenar y mostrar tus botellas es algo imprescindible.

A poder ser, hay que preparar los cocktails en el mismo lugar en donde se va a beber. La cocina, salvo que sea abierta y conectada al estar, no es un sitio demasiado apropiado. Dedica tiempo para preparar una correcta mise en place de los ingredientes que vas a necesitar. No hace falta tener 2 docenas de tónicas a menos que vayas a organizar una súper fiesta. Todo en su justa medida. Recuerda tener siempre la cubitera llena, y no de cubitos de nevera, por favor.
La cristalería se puede ocultar pero debe estar a mano, o al menos tener un pequeño muestrario en el lugar de preparación.
Un mueble bar va a ser siempre un punto de reunión, dedícale tiempo y te encontrarás frecuentemente rodeado de amigos riendo y disfrutando de tus bebidas, y tu buena compañía.

Recuerda, poco a poco.

Fuente: http://theluxury.es

No hay comentarios :